San Sebastián el antiguo Santo Patrono de Roma

Catacombs-of-S.Sebastian-in-Rome

San Sebastián fue considerado durante siglos el santo patrono tercio de Roma y se celebra el 20 de enero.
Nacido en una familia cristiana y oficial de alto rango del ejército romano, perteneciente a la I cohorte de la I legión, era uno de los responsables de la seguridad del emperador. Así que,  teniendo la posibilidad de proteger a los cristianos que tenían problemas, salvó  a mucho de ellos de una muerte terrible, hasta que en el cortejo imperial se enteraron de que él mismo era un cristiano, con lo cual decidieron ajusticiarlo para engañar la confianza del emperador.
Martirizado en el circo incluido en la propiedad imperial del Palatino con muchas flechas que le dieron por todas partes en su cuerpo no falleció, sino que el cuidado de la viuda Irene lo saneó.
Sin embargo, volvieron a encontrarlo  y traído por segunda vez al Palatino lo golpearon con un látigo hasta su muerte para seguir arrojando su cuerpo en el rio Tiber. Era el año 287 A.C.
El santo apareció en sueño a una mujer piadosa, Lucina, para decirle que donde buscar su cuerpo y que le agradecería mucho si lo sepultara en la vía Apia,  allá donde el cementerio llamado “ad kata’ kymbas”, que significa cerca de la depresión o cavidad y que,  debido a su sepultura,  adquirió el nombre con el que todavía se le conoce de Catacumbas de San Sebastián.Mosaic-os-S.-Sebastian-by-St.-Peter-in-Chains-Basilica
La expresión ad kata’ kymbas de origen griego antiguo se convirtió en una palabra latina catacumba,  nombre con el cual se empezaron a indicar todas los cementerios cristianos de los primeros siglos después de Cristo.
En el año 680 se atribuyó el final de una terrible plaga a su intervención, por lo tanto desde entonces se le venera como el Santo protector de la peste, y  por consecuente está considerado hoy en día por muchos como el protector de los que luchan contra el terrible virus del sida.
Hasta la época renacentista siempre lo representaron como todavía se ve en el hermoso mosaico colocado en la parede izquierda de la iglesia dedicada a San Pedro encadenado  fechado al siglo VII, como un viejo soldado en su atuendo militar de alto rango