Había una vez ………. los Romanos!

Especialmente dedicada a los niños y a los adolescentes, para aprender alegremente la historia de la Roma antigua aColiseum través de sus monumentos más significativos; en donde vivían los Romanos ? como se divertían ? Vamos a ver como se defendían de sus enemigos y como sepultaban a los muertos.

Bajando a la Iglesia de San Clemente descubrirán el fenómeno típicamente romano de la superposición de capas distintas en el curso de los siglos, experimentando la sensación de retroceder en el tiempo a medida que se descienden sus tres niveles. Bajando a una profundidad de más de 9 m debajo Catacombs galleriesdel nivel actual del terreno se encontraran al interior de una casa romana del siglo primero que también incorpora un santuario del diόs Mitra.

El Coliseo es el edificio romano más imponente del mundo.  Aquí una muchedumbre, compuesta por todas las clases sociales, aplaudía sus gladiadores favoritos y aquí se enfrentaban animales salvajes  provenientes de todos los ángulos de la tierra para combatir y morir en la arena.

Roma fue fortificada contra los bárbaros por el emperador Aureliano.  A lo largo de su antigua Muralla fortificadaRome City Walls vuestros niños podrán ir y venir encima de los bastiones,  mirar para abajo a través de las aspilleras de las torres, como entonces lo hacian los legionarios romanos.

Al final visitaremos las Catacumbas  con sus inquietantes galerías y anfractuosidades excavadas dentro de las rocas, un verdadero laberinto, entonces sólo iluminado por lámparas de aceite, en donde ambos, paganos y cristianos, solían sepultar a sus muertos.

La visita a la ciudad antigua podría completarse con el experiencia  emocionante de volverse gladiador por un día..

 

 

Leave a Reply